Viajar con Mascotas hacia Panamá

Actualización: Para el transporte específicamente de perros, se emitió Resolución No. ADM-DSA-073-2023 de 17 de mayo de 2023, que dicta los requisitos y procedimientos nuevos que deberán ser tomados en cuenta.

 

Todo viajero que desee traer su mascota a la República de Panamá podrá hacerlo, siempre y cuando cumpla con los requisitos establecidos por la Ley 23 del 15 de julio de 1997, ley que faculta al Ministerio de Desarrollo Agropecuario para reglamentar este tema. 

Todos los dueños que introduzcan sus mascotas (perros y gatos) al territorio panameño, deberán aportar la siguiente documentación:

  1. Certificado de Vacunación  (Rabia, Distemper, Parvovirus, Leptospirosis, Hepatitis)
  1. Certificado de buena salud expedido por el veterinario tratante

Ambos documentos deben ser autenticados por el Cónsul de Panamá en el país de origen o acotados con la apostilla.

El propietario de la mascota deberá notificar, con tres (3) días de anticipación, la llegada de la mascota, mediante un formulario denominado “Solicitud de Cuarentena Domiciliaria.”  Este formulario se puede obtener dando click aquí.

Al llegar al Aeropuerto Internacional de Tocumen, el viajero deberá presentarle la documentación descrita anteriormente a un representante del Ministerio de Salud, en las oficinas ubicadas en el área de aduana. Ahí deberá pagar lo siguiente:

  1. US$130.00 por cada animal, que corresponde al costo del trámite de la cuarentena domiciliaria. Este pago debe ser en efectivo.
  2. US$1.00 por el Formulario para solicitud de licencia.
  3. US$5.00 por la Licencia Fitozoosanitaria.
  4. US$10.00 por la Inspección Veterinaria.

Es deber de las compañías de transporte, ya sean terrestres, marítimas o aéreas, el exigir a las partes interesadas (dueños de las mascotas) todos los requisitos establecidos por el Ministerio de Desarrollo Agropecuario. En caso de no cumplir con esta exigencia, las compañías de transporte serán multadas. Estas multas varían entre los US$100.00 hasta los US$100,000.00, dependiendo de la gravedad de la falta, los daños que se ocasionen, agravantes o atenuantes de la infracción, repercusión social y económica, así como reincidencia del infractor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola 👋
¿Cómo podemos asistirte?